domingo, 5 de febrero de 2012

Décimo descubrimiento

No hay que desanimarse por las decisiones equivocadas que uno toma. Debes confiar en tu yo antiguo. Ciertamente tu yo de quince años pudo equivocarse por no estudiar aquella asignatura o tu yo de veintitrés por ir a aquel viaje o tu yo de veintisiete por aceptar aquel trabajo. Pero fuiste tú quien las tomó y seguramente dedicaste un tiempo en tomar la decisión. ¿Por qué crees que ahora tienes derecho a juzgar lo que él (tu yo antiguo) decisió? Acepta quien eres, no tengas miedo de ser la persona en quien te has convertido con tus decisiones.


Las malas decisiones curten, las malas decisiones, dentro de un tiempo, serán buenas decisiones. Acepta eso y serás muy feliz en la vida y, sobre todo, contigo mismo.

2 comentarios:

/paem3 dijo...

Gran libro!
A mí esa parte me recordó a este tweet de @FrasesReales

"No te arrepientas de lo que has hecho, porque en un momento en tu vida, era exactamente lo que querías hacer..."

Dani dijo...

Este me lo apunto!
Me ha gustado este trocito que has puesto, pero sobre todo de sobre lo que va cuando he ido a buscar algo más de él, y más aún cuando me he dado cuenta es sobre la experiencia del autor.

Me alegro, volver a ver que escribes, siempre es un placer leerte, sea lo que sea.
Saludos, Dani.