domingo, 16 de octubre de 2011

Ella

Se cansó de sus sueños.

Se cansó de luchar, de combatir contra viento y marea. Se dejó arrastrar. Cientos de km, avanzando y retrocediendo, construyendo historias, compartiendo vidas.

Pero finalmente se dejó arrastrar, giró y ahora camina a favor de la corriente. Vuelva a casa, se esconde de esos km, de las historias, de sus propios sueños... Porque ella ya no cree en sus sueños, y cuando alguien deja de creer en los sueños, no es posible luchar por nada.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Seguro que tienes muchos más sueños que ni recuerdas... Pero sigue caminando a favor de la corriente, claro.

AbuELEnse