sábado, 16 de enero de 2010

¿ Y si fuera amor, amor de verdad ?

-Oye, un poco más allá hay un sitio donde hacen unas pizzas buenísimas, en via della Lupa. ¿Te apetece comer un trozo? En via Tomacelli hay uno donde el pan es de muerte, y también tiene una terraza preciosa, se sube arriba y es todo un espectáculo. Luego hay otro en corso Vittorio, allí tienen ensaladas, se llama Insalata Rica. ¿Te gusta la ensalada? Aquí cerca también hay un lugar buenísimo de helados. Giolitti, o mejor aún, un sitio de batidos de cortarse las venas, Pascucci, cerca de piazza Argentina.[...]

-Vamos?
-Pero ¿adónde? ¡ Has dicho ocho sitios en dos segundos!...
-¡Ok, entonces vamos a tomar un batido! El que llegue primero no paga”

– Y sale corriendo, guapa, alegre, con sus pantalones ajustados, su bolsa de malla, y su pelo castaño claro al viento, recogido con una cinta azul. Y los ojos azules o verdes, según la luz. Alessandro se queda allí quieto, mirándola. Sonríe para sí. Y de repente, como si decidiera echárselo todo a la espalda, sale detrás de ella, corriendo como un loco por via del Corso [...] con la gente que lo mira, que sonríe, que siente curiosidad, que deja de hablar por un momento antes de volver a su propia vida. Alessandro corre tras Niki. Parece una película de aquellas en blanco y negro, estilo “Guardias y ladrones”, sólo que Niki no le ha robado nada.

Y no sabe que, en realidad, le está regalando algo.

Perdona si te llamo amor - Federico Moccia

No hay comentarios: